Manzana de coco: manjar costero

 

El coco es la fruta tropical por excelencia, se obtiene de la palmera llamada cocotero, esta palmera es la más cultivada en todo el mundo. La mayoría de nosotros sentimos debilidad por la leche y la pulpa del coco. Pero existe otra parte del coco que es igual de deliciosa y muchas veces desconocida y eso esa es la manzana de coco.

La manzana de coco se forma cuando un coco cae del cocotero y al cabo de los meses el agua en su interior se transforma en una esponja que nutre y ayuda a germinar una nueva planta que se va a convertir en otro cocotero.

Manzana de coco

Es decir, cuando el coco es viejo y le ha salido un primer retoño, su agua y su carne ya no sirven, pero en cambio desarrolla en su interior una esponja muy dulce a la que llamamos manzana de coco. Aunque es muy consumido, casi nadie lo compra para comer en casa, porque pelarlo suele ser difícil y a veces hasta complicado pero es un fruto que se consume como golosina cuando se viaja a las costas o se vive en ellas. 

Únicamente se puede comer en las primeras etapas de germinación, cuando la manzana tiene de 3 a 15 cm, es decir, el tallo debe tener alrededor de 25 cm para obtener una manzana de coco en su mejor etapa.

Además de ser muy deliciosa, conserva todos los beneficios del coco como propiedades bactericidas y antioxidantes. También es una fuente rica de vitaminas y minerales. Por eso, es  recomendable comerla al natural, pero también se puede comer rallada o en dulces y helados.

 
Redacción SU

Redacción SU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *