Beneficios de comer Jicama de temporada.

La jicama Yucateca.

La jícama es parte de la familia de las legumbres y crece en vides. Este tubérculo poco conocido es cultivado en los climas cálidos de Centroamérica, el Caribe, las regiones de las montañas de los Andes y el sur de Asia

Con el nombre botánico de Pachyrhizus Erosus, la Jícama, un tubérculo que no es muy conocido alrededor del mundo, se cultiva principalmente en lugares calientes en centro América y el Caribe. Sin embargo, en Asia se le considera un alimento bastante común entre sus habitantes. Este vegetal tiene semejanzas claras con un nabo pero con un sabor más dulce y frutal, parecido incluso al de una manzana.

La Jícama, conocida como la “ñame mexicana”, es bastante gustosa gracias su interior crujiente, sin embargo, hay que destacar que distinto a otros tubérculos, su cáscara no puede ser ingerida ya que es sumamente dura y gruesa, que adicionalmente contiene “Rotenona”, una toxina orgánica.

Todo el vegetal es sumamente beneficioso para tu salud una vez retires la concha, de hecho, la jícama se considera un gran aliado de dietas de reducción de peso y para el cuerpo en general. También ayuda mucho que este alimento pueda ser utilizado en una buena variedad de recetas, lo que facilita ampliamente su consumo.

Ahora, podemos empezar a hablar de sus beneficios y propiedades. La Jícama es muy baja en calorías, al mismo tiempo que otorga una gran cantidad de nutrientes. Una sola de estos vegetales, brinda al cuerpo humano ¼ de lo que se necesita diariamente en fibra, pero hay que destacar que no hablamos de cualquier fibra, sino de una con alta proporción de inulina oligofructosa, fibra que tiene cero calorías y es incapaz de metabolizarse en el cuerpo. Esta fructosa es excelente para promover la salud de los huesos, al impulsar la absorción de calcio brindado por otros alimentos y actuando como un protector natural contra la osteoporosis.

Adicionalmente, la inulina es naturalmente buena para el funcionamiento del intestino, gracias a sus características probióticas que impulsan el crecimiento de la flora intestinal y las bacterias positivas en el mantenimiento del colon. Para las personas que sufren de diabetes, este vegetal puede convertirse en un aliado positivo ya que tiene un índice glicémico bastante bajo.

Jicama con chile molido, receta de yucatán.

Ahora, estas no son las únicas propiedades de la jícama, vegetal que también posee un alto porcentaje de Vitamina C, que equivale a más del 40% recomendado por ración. Adicionalmente, según estudios efectuados en el Diario Británico de la Nutrición, por allá en el 2005, se demostró que la Jícama puede ayudar a reducir los riesgos de padecer cáncer de colon, al reducir el impacto dañino de los carcinógenos en el sistema intestinal y evitar el crecimiento y expansión del cáncer de colon a otras áreas y sistemas del cuerpo.

La Jícama también aporta una buena cantidad de fósforo, por lo que se puede combinar de manera muy positiva con ensaladas. Si se ingiere este alimento en forma de jugo o bebida, puede ayudarnos a normalizar el funcionamiento de los riñones.

Debido a su también alto aporte de Potasio, esta planta puede ayudar a reforzar nuestra salud cardiaca.
También podemos mencionar que este alimento contiene otras vitaminas, nutrientes y minerales dignos de resaltar como la tiamina, el magnesio, manganeso, ácido pantoténico, piridoxina, hierro, entre otros.

Podemos resumir los beneficios de la jícama en:
Bajo contenido calórico.
Combate el estreñimiento.
Mitiga la sed y la sequedad de boca.
Mejora asimilación del calcio.
Protege de infecciones gastrointestinales.
Posee propiedades diuréticas.
Fortalece el sistema digestivo.

 

Revista SomosUmanenses

Revista SomosUmanenses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *